Fiestas y Tradiciones

Las fiestas constituyen días de relación personal y descanso entre las arduas tareas del trabajo del mármol, refuerzan la religiosidad y sirven de válvula de escape a las tensiones de una vida dura y muy reglada.

Se pretende dar a conocer un poco más la manera de celebrar y de fomentar nuestras tradiciones, así como facilitar fechas a quienes por motivos de ocio o profesionales, les pueda interesar.

El 7 de Octubre, Macael conmemora a su Patrona, La Virgen del Rosario. Son las fiestas grandes y el pueblo se lanza a la calle para venerar su imagen que ha sido desde tiempos inmemoriables la esperanza y alivio de canteros y trabajadores del mármol.

Los macaelenses se sienten orgullosos de su Virgen y la agasajan con múltiples promesas, ofrendas y con pólvora, que rasga el cielo como plegaria, pidiendo protección para sus trabajadores.

El acto religioso más multitudinario es la Eucaristía en Honor a la Virgen del Rosario, que se celebra al aire libre al pie de la torre de la iglesia. Acto seguido, la Procesión. Concluida la ceremonia religiosa, los asistentes disfrutan de la gastronomía del lugar en la feria del mediodía, que se prolonga hasta altas horas de la tarde. La noche, nada tiene que envidiar al día y se disfruta de ocio en las numerosas atracciones mecánicas, del castillo de fuegos artificiales y del baile en las casetas, municipal y en las de la juventud.

El primer fin de semana de Diciembre se celebra el Homenaje al Cantero. Fiesta tradicional en la que se reconoce la dura labor del trabajador, tras una larga vida laboral. Migas populares cocinadas con esmero por las mujeres y los hombres del pueblo para deleite y satisfacción de los macaelenses y visitantes. Acto homenaje y entrega de placas a los canteros jubilados a lo largo del año. Misa de acción de gracias y ofrenda floral en el monumento al cantero.

Próximo a la Navidad se inaugura el Belén Artístico de Macael, basado en paisajes y monumentos del pueblo. El Belén de Macael es el más grande de Andalucía y atrae a foráneos y autóctonos, estando abierto al público hasta el 8 de enero. La entrada es gratuita y la disposición de sus paisajes y figuras, bellamente expuestas y calculadas, obligan a los visitantes a admirar tan hermosa obra de arte.

Los más pequeños se ilusionan con la Cabalgata de los Reyes Magos que participan en el desfile cargados de regalos arrojando caramelos y confetti. Las familias dejan los regalos en el teatro municipal para que los Reyes los entreguen en la noche mágica del día 5 de Enero, en un acto entrañable.

Las Hogueras de San Antón, el día 17 de Enero. Gran hoguera en el Bulevar acompañada de cantos y comida en abundancia para los asistentes.

Entre las fiestas de carácter folclórico se encuentra El Carnaval, en el mes de febrero, con el Certamen de agrupaciones carnavalescas, desparpajo, alegría, ironía y guasa presiden las actuaciones con buenas, picantes y mordaces letras. El Entierro de la sardina donde se empieza a vislumbrar una interesante recuperación por el trabajo de un colectivo de mujeres interesadas en mantener la tradición; y en los años actuales el Pasacalles de Carnaval, desfile de disfraces recorriendo el pueblo y terminando con el Gran baile de disfraces en la carpa municipal.

Fiesta con ritual religioso cristiano por excelencia son los actos religiosos y Procesiones de Semana Santa, que con el trabajo de las cuatro cofradías que la presiden se ha conseguido seriedad, orden en los desfiles, renovación y mejora de los pasos.

La procesión más llamativa y vistosa es la del Santo Entierro, el Viernes Santo. Impresiona ver los hachones encendidos en manos de los nazarenos ocultos bajo sus capiruchos, y los costaleros subiendo por las empinadas calles del pueblo en riguroso silencio.

El Domingo de Resurrección, a primera hora de la mañana, la procesión del Encuentro recorre con la Virgen del Rosario una parte del pueblo en busca de la imagen del Cristo Resucitado y la imagen de San Juan que espera a la Virgen en las cruces del calvario. En el reencuentro se las hace danzar al compás de la banda de música, bajo una lluvia de pétalos de rosas.

El 25 de Abril, se celebra San Marcos. Fiesta de arraigada tradición y popularidad, que cada año reúne a más gente. Se aprovecha este día para salir al campo con la familia o los amigos. El punto de concentración del evento es la Rambla- Canfornal donde se reúnen a comer, beber y bailar en la barra que se instala para la ocasión. No puede faltar en la comida campestre el hornazo y las uvas pasas.

Es de destacar la misa y procesión de San Marcos, con visitas a los cortijos, en los cuales se coloca un altar y los acompañantes le bailan y cantan al compás de la charanga.

Sobre las Cruces, el día 3 de Mayo, son las asociaciones, centro de educación permanente y colectivos ciudadanos las que participan en el concurso de cruces que organiza el patronato municipal de cultura, para premiar el mejor montaje de la cruz.

Las Fiestas- Romería en honor a la Virgen de Fátima, a mediados de Mayo, una fiesta rescatada por los antiguos moradores de El Marchal. Los actos religiosos se celebran en la ermita con misa y procesión por el entorno. Los asistentes aprovechan la fiesta para pasar un día de campo.

Otra fiesta religiosa, Corpus Christi. Destacamos, Procesión, decoración de calles y balcones durante el recorrido, parada delante de los altares donde se deposita la custodia, abundancia de flores, misa y día de gala para los niños y las niñas que han recibido la primera comunión. Se celebra el domingo posterior al jueves de Corpus Christi.

Los barrios del municipio participan de los festejos y de la protección divina de los Santos, por ello cada uno advoca a sus patronos y virgenes.

El barrio San José Obrero, festeja el primero de Mayo. El de San Antonio, el 13 de Junio. San Juan, el 24 de Junio. La Virgen del Carmen, el 16 de Julio y por último, el barrio el Collado que celebra la Virgen María, el 12 de Septiembre.


Volver Arriba